¿Por qué dejar que mi hijx se equivoque? La importancia del error

Por: Aldo Rosas

“Tus peores errores son tus mejores maestros”

¿Qué significa equivocarse? ¿Es acaso tan malo? ¿Está bien que buscamos una perfección impoluta en cada una de las acciones de nuestros hijxs? Lo cierto es que la mayoría de las personas asociamos al error como todo lo contrario al éxito, como algo a evitar por completo y que no nos beneficia en nada. Si bien es cierto que en el día a día cada uno busca hacer las cosas bien para poder vivir realizado y tranquilamente, la verdad es que no mucha gente logró alcanzar el éxito sin primero equivocarse una y otra vez.

            Sin embargo, para poder asumir las equivocaciones como es debido cuando somos adultos, primero debemos asimilar esa situación y las emociones que conlleva en nuestra niñez, y es que cuando estamos en nuestra infancia, cada emoción y experiencia es algo completamente nuevo, y nuestro deber como padres y madres es poder ayudar a nuestrxs pequeñxs a entender todo lo que conlleva equivocarse.

            Para todx niñx el que las cosas no salgan como el quiere siempre será motivo de frustración, y ello tendrá principalmente consecuencias negativas si no lo abordamos como es debido, a corto y mediano plazo involucrará un mal manejo de las emociones, que puede derivar en berrinches y demás que afectarán nuestra relación con nuestrx hijx, y a largo plazo traerá aún más problemas, como la incapacidad de resolver problemas, el surgimiento de ansiedad, y la creación de personas vulnerables con tendencia al apego y dependencia hacia las cosas y/o personas.

            Muchas veces como padres y madres, queremos lo mejor para nuestrxs hijxs, sin embargo, el hacer que nuestros hijos no salgan de una burbuja en la que no se les permite experimentar nuevas cosas y aprender, traerá más problemas que beneficios para ellos, y es que todo empieza por pequeñas acciones, cuando lxs pequeñxs apenas están en sus primeros años de vida, debemos incitarlos a intentar, intentar y no parar de hacerlo, de esa manera lograremos que aprendan a convivir con el fracaso, manejen mejor sus emociones, pero más importante, que aprendan a valorar sus propias victorias y el como lograron llegar a ese momento. Desde acciones simples, por ejemplo: en el proceso de aprender a usar la cuchara, la mitad de la comida se cae, al tratar de poner un triángulo donde va un cuadrado en un rompecabezas de formas, o cuando se tropieza y cae mientras aprende a caminar bien.

            Todas estas acciones ocasionaran que nuestrx pequeñx también se vuelva más responsable y consciente de sus actos, entenderá que a veces al equivocarse puede afectar a más personas, todo esto es parte de su crecimiento como persona. Además no podemos olvidar que nosotros debemos predicar con el ejemplo, la mejor fórmula para hacer que entienda que equivocarse es completamente normal, es siempre motivándolo e incitándolo a seguir haciendo las cosas, no debemos ridiculizarlo, forzarlo, o ser demasiado groseros o excesivos con él, cada niñx aprende a su ritmo, y nosotros como padres aprendemos y crecemos con ellxs, Tu pequeñx quizá más adelante se sentirá desilusionado por una baja nota o un partido de fútbol perdido, pero el esfuerzo que ponga ahora le ayudará a tomar mejor las cosas cuando se equivoque.  Le será más fácil levantarse de mayores tropiezos en el futuro.

Como se menciona en La Familia del Futuro aquella película de los 2000’s “Del fracaso se aprende, del éxito… no mucho”

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close